119 Vistas
Calentadores de aguaInformación

Historia y evolución de los calentadores industriales

En las diferentes industrias que componen los sectores económicos que conocemos hoy en día, hablar de los calentadores de agua es algo muy frecuente y común, ya que en casi todos los mercados se ha encontrado la necesidad de tener agua caliente en todo momento, sea por fines operativos, salobres o simplemente para que los empleados puedan acceder a agua a temperaturas estables y siempre calientes o tibia y así puedan lavarse las manos, limpiar el entorno, lavar los utensilios de uso común, descontaminar productos, entre otros.

Esta situación no siempre fue así, en el pasado no muy lejano (alrededor de 150 años atrás) no era frecuente encontrar industrias que dentro de sus implementos contarán con agua caliente, y quienes lo hacían, hervían el agua en grandes contenedores cada vez que requerían de este imprescindible servicio; no fue sino hasta el siglo XIX que los calentadores industriales llegaron como un elemento fundamental en diversos tipos de industrias.

Esto impulsó que diversos procesos que antes eran imposibles pasarán a realizarse rápidamente y de forma eficaz en diversos entornos, incluyendo la generación de otras tantas industrias como H2O TEK, en donde su nicho principal es la fabricación y distribución de diferentes tipos de calentador de agua industrial para diferentes propósitos y diversas tecnologías que favorecen unas u otras actividades mercantiles y traen distintos tipos de funciones para impulsar mejores índices de calidad de producto y productividad.

El día de hoy, de la mano de H2O TEK, la empresa más importante en el sector de la fabricación, distribución e instalación de calentadores 100% mexicana, contaremos la historia de esta tecnología, sus orígenes y la evolución que ha experimentado hasta el punto en el que nos encontramos el día de hoy.

Orígenes

El historiador griego Heródoto planteaba que, si las personas y comerciantes querían acceder al agua caliente para disfrutar de sus bondades económicas, operativas y salubres, debían verter el agua directamente sobre piedras calientes, este método conseguía que el agua se calentara, pero llegaba a tal punto que se evapora y generaba lo que se conoce hoy en día como los generadores de vapor, muy útiles en baños.

Su uso fue replicado en el imperio romano y rápidamente se popularizó y extendió por toda Europa y partes de Asia, como una nueva técnica para mejorar la higiene y relajar el cuerpo de los militares cuando acababan de llegar de alguna importante batalla; pero este método evapora completamente el agua y no se podía tener acceso a ese punto medio en el que se tiene alta temperatura en estado líquido.

Debieron pasar varios siglos hasta que el suizo Horace de Saussure inventó en 1767 una caja negra, aislada y completamente hermética que absorbía los rayos solares y acumulaba el calor. Así se creó la primera caja en la que se podía generar calor sin la necesidad de piedras calientes o gastar recursos, como la leña o el carbón. Esto funcionó como inspiración para que, en 1868, , el londinense Benjamin Waddy realizará el primer calentador instantáneo para el agua y pudiera conectarse directamente a una llave.

A partir de entonces, se popularizó el calentador residencial, que era el único mercado donde se había enfocado; pocos años después esa necesidad empieza a notarse en el mundo industrial y rápidamente los diferentes fabricantes comenzaron a fabricar calentadores industriales que suplieron las distintas necesidades que tenían los empresarios de agua caliente instantánea y sin necesidad de realizar procedimientos complejos.

¿Cómo es la tecnología en la actualidad?

Esta evolución llevó a una diversificación del mercado de calentadores industriales que otorgaban distintos tipos de beneficios económicos o funcionales, variando el «combustible» que encendía el mecanismo y proporcionaba este preciado líquido, logrando diferenciar entre estos tipos:

Gas

Fue uno de los primeros combustibles que se usó para calentar el agua. Se usa una chispa generada por baterías, que enciende una llama generada por gases y calienta los tubos por donde pasa el agua, consiguiendo que se caliente en el momento y no deba acumular el líquido y gaste más gas y se disipe el calor más rápido.

Eléctrico

Este sistema utiliza resistencias eléctricas para calentar el agua a medida que pasa por los tubos, su funcionamiento es similar al de gas, lo único que cambia es el modo en el que se asciende la temperatura.

Ambos modelos de calentadores industriales los puede encontrar rápidamente en H2O TEK, llámenos al (800) 942 6835 o a través del correo info@h2otek.com si se encuentra en México o al inti@h2otek.com fuera del país.

Etiquetas: , ,

Compartir Artículo

Artículos Relacionados

Menú