4K Vistas
IndustriaMantenimiento y ReparaciónTips y Consejos

11 fallas por falta de mantenimiento que deben evitar en los termotanques Rheem

11 fallas por falta de mantenimiento que deben evitar en los termotanques Rheem

La marca Rheem

TERMOTANQUE CON AISLAMIENTO TERMICO DE POLIURETANO

Rheem es una marca reconocida en todo el mundo, con más de ocho décadas en el mercado, y muy recomendada por sus productos de calidad, confiables y efectivos.

Sus termotanques presentan excelentes características y materiales de fabricación, sistemas de seguridad y ahorro energético, sin embargo, pueden ocurrir fallas durante su uso. Es importante que conozcan las más frecuentes y las maneras de prevenirlas y repararlas para que sus calentadores estén siempre en óptimas condiciones.

Sepan que hay dos tipos de termotanques Rheem con funcionamientos distintos: eléctricos y a gas. La principal falla de los primeros es que la resistencia no funciona y no calienta el agua, mientras que la principal falla de los segundos son los daños en el mechero.

Falla 1. El termotanque no enciende

Puede deberse a las siguientes situaciones:

  • – Averías con el piloto que impide que el quemador sea alimentado con gas.
  • – Obstrucciones en la válvula de seguridad que hacen que el piloto falle y el termotanque no encienda.
  • – Instalación deficiente.

Es importante que la instalación la realicen expertos o los usuarios conforme a las instrucciones del manual. Para resolver el problema en el calentador de agua eléctrico enchufen y aguarden que la luz verde que indica el calentamiento del agua se apague. Para los termotanques de gas manejen la perilla de selección y presionen el piloto varias veces.

Falla 2. El piloto se apaga o no prende

El piloto es un botón que enciende en los termotanques y es común en los que funcionan con gas. Puede dañarse por fallos con la termocupla y requiere remplazar ambos. Se ubica en la parte inferior y está cubierto por una lámina metálica que deben retirar para activarlo con la perilla selectora de temperatura. Si prenden el equipo con el uso del piloto automático y no se genera ninguna flama es probable que la válvula de seguridad tenga fallas, por ejemplo, obstrucciones, lo que provoca que el gas no salga. Para solucionarlo no deben sustituir el piloto sino la válvula, ya que funciona adecuadamente.

Falla 3. El ánodo de magnesio no funciona adecuadamente

Los ánodos aseguran que los termotanques no tengan corrosión, por tal motivo si resultan dañados tienen que remplazarse de inmediato para no dañar completamente el tanque ni afectar la calidad del agua. Sustituirlo es muy fácil ya que consiste en una barra; debe solo desconectar y vaciar por completo el equipo, además, abrir la conexión de agua caliente y abrir la de agua fría. Después retiren el ánodo y coloquen el ejemplar nuevo.

Falla 4. Dificultades con el quemador

El quemador se encarga de brindar calor suficiente para calentar el agua, que ingresa al tanque a través de un tubo. Permite junto con el termostato mantener la temperatura del agua para evitar derroches de energía. Si sospechan problemas con él deben remplazarlo. Para hacerlo desarmen la parte inferior del equipo y retiren los picos del quemador: uno pertenece al último y dos al piloto. Coloquen después la refacción nueva. Procuren que sea de la marca Rheem para disfrutar todos los beneficios a la salud que aporta el agua caliente.

Falla 5. El termostato no responde

El termostato regula la temperatura, si falla deja de calentar adecuadamente. Suele deberse a que se descalibra. El remplazo es la solución, para lo cual deben apagar el equipo y dejar que se vacíe completamente. Desconecten después el piloto, quemador y termo para desenroscar el termostato y después coloquen el nuevo termostato.

Falla 6. La válvula de purga o alivio está obstruida

La obstrucción es el problema más común de las canillas de purga. Ocurre por la presencia de sarro y piedras pequeñas y hace que el tanque contenga aire en exceso y aumenten las probabilidades de roturas. La solución es purgar los calentadores. Cierren la válvula de suministro de agua fría y abran después la válvula de agua caliente para que ingrese aire en su interior. Conecten una manguera a la llave de purga y dirijan el caudal a cualquier dirección.

Falla 7. Daños en la válvula de seguridad

Las válvulas de seguridad se diseñan para cerrar la tubería de paso de agua fría, por tal motivo si se daña notarán goteos en el tanque. La solución es remplazarla. Se ubica en la parte superior del equipo, por lo que al dañarse los goteos constantes serán notorios. Retírenla con una llave inglesa y coloquen la refacción nueva. No olviden antes revisar que no se encuentra flojo, ya que en ocasiones se requiere solo apretarla un poco para detener el goteo.

Fallo 8. Daños en la resistencia de un termotanque

La consecuencia de daños en la resistencia es que no se caliente el agua. Si ocurren deben remplazarla. Se ubica en la parte inferior del tanque y lo primero que deben hacer es retirar la tapa. Desmonten después el regulador de temperatura, desenrosquen un tubo de dos pulgadas y realicen el cambio. Los problemas frecuentes en los termotanques eléctricos Rheem son fallas en la resistencia y en los ejemplares a gas son fallas en el quemador. Ambos pueden presentar goteos por arriba y debajo.

Fallo 9. Daños en la termocupla

La termocupla es una barra metálica muy especial en los calentadores Rheem, ya que mantiene abierta la válvula de seguridad para que el gas acceda y caliente el agua, por lo que si se daña el equipo calentará poco o nada. La solución es el remplazo, sin embargo, debe realizarse por personal capacitado ya que es un proceso complicado. Debe desconectarse el gas, sacar los tornillos de la válvula de gas y por último retirar el conjunto eléctrico de manera cuidadoso. Tiene que limpiarse después e instalar todo.

Falla 10. Mala presión de líquido

La falta de presión de agua es un problema frecuente en los termotanques y sucede por diversas causas, según el tipo de caudal. Si hay fallas en el agua caliente puede deberse por problemas con las válvulas o presencia de aire en la cañería. Si las hay en el agua fría ocurren por la altura del tanque.

Falla 11. Pérdidas de líquido por abajo o por arriba

Se trata de un problema común para los termotanques a gas y eléctricos y la causa varía. Si nota que el agua bota por debajo es necesario cambiar de inmediato el ánodo de magnesio, en cambio, si bota por arriba probablemente las tuberías estén mal instaladas o tengan corrosión. En el peor de los casos es probable que el tanque esté pinchado.

Se trata de fallas poco comunes ya que los equipos de Rheem son durables e integran mecanismos sofisticados que los han posicionado como uno de los más confiables en el mercado. Si desean adquirir termotanques Rheem con amplias garantías contacten a los expertos de H2OTEK a través de los números (800) 9 H2O TEK (800 942 6835) o visiten nuestras sucursales en CDMX, Cancún, Guadalajara, Monterrey o Tijuana.

Etiquetas: , , , , , , ,

Compartir Artículo

Artículos Relacionados

Menú