90 Vistas
Calentadores de aguaInformación

Problemas en calentadores de paso: acumulación de minerales, sobrecargas y chorros de agua fría

El calentador de agua de paso o calentador sin tanque es una buena inversión para hogares y oficinas. A diferencia de los ejemplares con tanque, son muy eficientes y permiten que los usuarios ahorren mucho dinero, debido a que calientan solo bajo pedido. Ya sea que prefieran un calentador de gas o eléctrico, encontrarán un equipo adecuado para sus necesidades.

El boiler sin tanque brinda beneficios económicos para espacios reducidos. Encontrarán ejemplares con sofisticados sistemas digitales o con mecanismos sencillos para ahorrar costes. Se fabrican para ser duraderos y resistentes; sin embargo, pueden aparecer problemas que es importante reconocerlos. Hablaremos aquí de tres, que son muy frecuentes: acumulación de minerales, sobrecargas del sistema y chorros repentinos de agua fría.

Problema 1: acumulación de minerales

Este problema es uno de los más comunes, tanto en el calentador de paso como el calentador de tanque. Estén atentos a la acumulación de minerales en el interior del equipo para que no se presente la llamada “agua dura”. La última, a diferencia del agua blanda, destaca por su alto contenido de minerales y, a medida que sea mayor la dureza, serán mayores las posibilidades de acumular minerales dañinos.

Los minerales que más se acumulan y causan incrustaciones son el magnesio y el calcio. La incrustación es la acumulación de escamas que pueden afectar el funcionamiento del calentador de gas o eléctrico. Si tienen un ejemplar sin tanque o reemplazarán por uno su viejo calentador con tanque, revisen el filtro de agua, especialmente si tienen agua de pozo. Los equipos de paso no necesitan limpiarse con tanta frecuencia, aunque sí necesitan más cuidados para garantizar una larga vida útil.

Si cuentan con agua de cisterna, la acumulación de desechos será más rápida en equipos sin tanque, lo que dificulta el paso del agua hasta el intercambiador de calor. Los desechos quedarán atrapados en el trayecto si no son detenidos por el filtro de agua, por lo que revisen regularmente este último componente. Un buen método para evitar daños es lavar el calentador cada seis meses con un kit descalcificador y aplicar un ablandador de agua que retrase las acumulaciones.

Problema 2: sobrecarga del sistema

Según la capacidad de su calentador sin tanque, el sistema puede sobrecargarse si hay muchas aplicaciones de agua caliente de manera simultánea, por ejemplo, utilizar varias duchas a la vez. Las sobrecargas causan problemas en el suministro del agua caliente necesaria o pueden apagar la unidad por completo. En caso de que esto ocurra, disminuyan la demanda de líquido caliente o limiten las aplicaciones simultáneas y, si es posible, reinicien el calentador.

Recomendamos que cambie su calentador de agua sin tanque si se sobrecarga con frecuencia. Opten por una ejemplar de mayor capacidad o instalen una segunda unidad. Lo último parecerá poco conveniente, no obstante, obtendrán ahorros económicos a largo plazo, debido a que usarán menos líquido mientras aguardan a que llegue el agua caliente. Además, si instalan un calentador de gas, gastarán menos energía para calentar el agua.

Comprar un segundo calentador es conveniente, pero lo es más adquirir un ejemplar de mayor capacidad. Es importante que se informen bien antes de comprar un calentador de paso. Si tienen dudas, contacten a un proveedor con experiencia para que les asesore y determine cuál es el modelo más adecuado en función del uso previsto, fuente de energía y cantidad de aplicaciones.

Problema 3: chorros de agua fría

Si en su vivienda se duchan frecuentemente una persona tras otras, posiblemente estén familiarizados con los chorros de agua fría. Supongan que un miembro de su hogar se termina de duchar y les toca ocupar el baño. Abren la llave del agua y perciben primero agua tibia, pero, después, reciben un chorro de agua fría tras varios segundos antes de que la temperatura suba nuevamente.

Lo que ocurrió en el ejemplo anterior fue lo siguiente: al terminarse la primera ducha, quedó algo de líquido caliente en las tuberías de camino a la regadera. Al iniciar la segunda ducha, el líquido tibio inicial que se percibió era el que quedó atrapado. Cualquier chorro de agua fría que experimenten mientras se bañan se debe al líquido que permanece entre el calentador y la ducha.

Cuanto mayor sea la distancia y el trayecto del líquido, la brecha será más notoria. Se trata de un problema que no puede solucionarse de raíz, pero, una vez detectado, lo evitarán si se meten a la ducha hasta que el agua fría haya pasado.

Si bien los calentadores de agua sin tanque generalmente requieren poco mantenimiento y son bastante eficientes, aún pueden surgir problemas. Por tal motivo, es importante que su proveedor también ofrezca servicios técnicos y dé seguimiento a sus procesos. En H2O TEK, encontrarán expertos que los asesorarán durante el proceso de compra para que la instalación satisfaga sus necesidades y expectativas.

También encontrarán un calentador de agua de paso industrial sin tanque en nuestro catálogo, si necesita equipos de mayor capacidad. Pidan una cotización o más información al 800 9 H2O TEK (800 9426 835) o completen el formulario en nuestro sitio web.

Etiquetas: , ,

Compartir Artículo

Artículos Relacionados

Menú