6K Vistas
InformaciónMantenimiento y ReparaciónTips y Consejos

Calentadores de agua, recomendaciones para su instalación y mantenimiento

Los calentadores de agua son una parte esencial del equipamiento de un hogar, y al ser tan necesarios para el abastecimiento de agua caliente es importante que elijamos el que se adapte mejor a nuestras necesidades y que se le dé un mantenimiento periódico para que funcione correctamente. Por esta razón en esta entrada te daremos algunas recomendaciones para la elección y mantenimiento de tu calentador de agua.

Consideraciones para la instalación del calentador de agua

Como sabemos, hay diferentes tipos de calentadores. Existen los que funcionan con electricidad, con gas y los que aprovechan la energía solar; calentadores de depósito, de paso de rápida recuperación, instantáneos y calentadores solares. Cada modelo está diseñado especialmente con una capacidad de abastecimiento determinada y funciona de diferente manera, por esta razón es necesario que al momento de elegir el que instalaremos en nuestro hogar tengamos en mente ciertas consideraciones, como son:

  • Número de servicios que abastecerá el calentador. Esto incluye regaderas, tinas, lavadoras, lavabos, fregaderos, lavaplatos, etc.
  • Lugar en el que se instalará. El espacio con el que cuentas te ayudará a determinar las dimensiones del calentador. Toma en cuenta que el calentador será más eficiente cuanto más cerca se encuentre de donde usarás el agua.
  • Hábitos de uso. Esto se refiere a la frecuencia, cantidad y tiempo de uso de agua caliente. Por ejemplo, cuántas personas se bañan con agua caliente, cuánto tiempo tardan en bañarse, cuánta agua utilizan y si lo hacen de manera simultánea.

Qué tipo de calentador debo instalar

Con la información anterior será mucho más sencillo elegir qué tipo de calentador de agua te conviene más. Por ejemplo, si necesitas de agua caliente ilimitada, un calentador de paso te será más funcional que uno por acumulación, pues te proporcionará agua caliente de manera continua eliminando los tiempos de espera.

Si deseas medir tu consumo de agua caliente o sólo la necesitas durante ciertos momentos durante el día, un calentador por acumulación puede ser más práctico para satisfacer tus necesidades.

Toma en cuenta que los calentadores de paso son más pequeños, pero los modelos de paso instantáneo requieren que el agua tenga una presión mínima para que funcionen bien, por lo que podría ser necesario instalar una bomba para aumentar la presión del agua, especialmente en viviendas que se encuentran en pisos altos.

Por su parte, los calentadores solares tienen que instalarse en la azotea para captar mejor la energía solar y según el modelo que elijas la cantidad de agua caliente podría verse limitada por la capacidad del depósito, por la hora del día y las condiciones climáticas.

Como ya mencionamos, el calentador resultará más eficiente cuanto más cerca esté de donde se utilice el agua caliente, pues de esta manera se evitará que el agua pierda calor en el trayecto que tenga que recorrer. Si se trata de un calentador que funciona por gas es necesario que la instalación se haga en el exterior para la seguridad de todos. Al hacer la conexión cerciórate de que no haya ninguna fuga y en caso de que percibas olor de gas, cierra las llaves, evita encender cerillos, conectar interruptores eléctricos y llama a un técnico para que solucione el problema.

Una buena estrategia para ahorrar gas es que durante las noches o en periodos en que no se utilizará el calentador bajes la temperatura al mínimo y que si vas a salir de vacaciones cierres la llave de gas.

Los calentadores de agua por acumulación, es decir, los que tienen depósito de agua, deben recibir mantenimiento cada seis meses. El mantenimiento incluye la revisión de la válvula y el drenado del depósito. Para revisar la válvula tienes que cerrar la entrada de agua y el suministro de energía, ya sea gas o electricidad, y jalar la palanca de la válvula. Al hacer esto, una válvula en buen estado sacará vapor y agua pero si no lo hace tienes que reemplazarla ya que podría provocar que el calentador explote.

Ahora bien, para drenar el depósito del calentador también tendrás que cerrar el suministro de energía y agua fría, conectar una manguera a la válvula de drenaje, abrir la válvula de seguridad y abrir la llave de drenaje esperando que el depósito se vacíe completamente. Una vez drenado, retira la manguera, cierra las válvulas y abre el suministro de agua fría y posteriormente vuelve a conectar el calentador a la electricidad o gas.

Los calentadores de paso deben recibir mantenimiento una vez al año y se recomienda que lo haga un técnico especializado. Sin embargo, sin ayuda de un especialista puedes prevenir la fallas del calentador por acumulación de sarro. Para esto te recomendamos que una vez al mes abras la llave de agua caliente que se encuentre más cerca del calentador y que cuando comience a salir el agua caliente apagues el equipo. Deberás dejar correr el agua fría al menos un minuto para que se elimine el sarro acumulado que se desprenderá gracias al cambio brusco de temperatura. Al terminar cierra la llave y vuelve a encender el calentador.

Los calentadores solares requieren de un mínimo mantenimientos y salvo en los casos en que presenten averías, no es necesario consultar a un técnico. Te invitamos a consultar nuestra entrada “¿Cómo dar mantenimiento a un boiler solar?” que se encuentra en este blog para conocer las medidas necesarias para que un calentador de agua de este tipo funcione correctamente.

Recuerda que en H2OTEK tenemos una extensa variedad de calentadores de agua. En nuestro catálogo de productos encontrarás calentadores de paso, de acumulación, eléctricos, de gas, solares e híbridos. Te invitamos a consultar nuestros productos en línea y a que te pongas en contacto con nosotros para recibir asesoría e información detallada.

 

Etiquetas: , , , , ,

Compartir Artículo

Artículos Relacionados

Menú