18 Vistas
Calentadores de aguaInformaciónMantenimiento y Reparación

Conozcan el mantenimiento de los termotanques comerciales Rheem

Conozcan el mantenimiento de los termotanques comerciales Rheem

Existen varias alternativas para calentar agua en industrias y negocios, sin embargo, pocas superan a los termotanques comerciales de Rheem; una marca ampliamente conocida en el mundo, ya que desde hace más de 80 años fabrica boilers industriales de alta calidad, que son ampliamente recomendados por los expertos debido sus excelentes características, sistemas de seguridad y ahorro energético.

Destacan por su óptimo funcionamiento y son diseñados para durar muchos años debido a los materiales de gran calidad usados para su fabricación, sin embargo, es indispensable que reciban mantenimientos periódicos. Si cuentan con un termotanque Rheem o piensan adquirir uno, continúen con esta publicación, ya que les diremos instrucciones para su cuidado.

¿Qué debe incluir el programa de mantenimiento preventivo?

La mayoría de las fallas potenciales en los boilers industriales de Rheem pueden evitarse con un programa de mantenimiento preventivo. Cuanto mejor se diseñe menores serán las posibilidades de daños incluso durante muchos años de uso. Lo recomendable es definir el programa de forma anual y que las medidas incluidas en él sean aplicadas por expertos. Debe incluir las siguientes revisiones:

Sistema de ventilación exterior

Deben revisar el tubo de conducto de gases de combustión para corroborar la ausencia de suciedad u obstrucciones. Tienen que retirar el deflector de gases y el sombrerete para limpiarlos y verificar su reubicación correcta. Quiten también las partículas que caigan encima de la pantalla reflectora inferior y el quemador tras la limpieza.

Válvula de seguridad por presión y temperatura

Verifiquen que se abra con soltura y tomen precauciones para evitar quemarse con el líquido caliente que sale al abrirla.

Termostato y control de gas

Deben revisar que las conexiones y el sistema de protección por apagado de flama funcione adecuadamente, además, que el consumo sea acorde al del diseño.

Ánodo de magnesio

Es importante que se respalden en expertos para corroborar las condiciones del ánodo de magnesio. Evitarán que la unidad se llene de corrosión. En caso de que tenga corrosión un nivel de corrosión del 50 %, adquieran un ejemplar de refacción acorde a la unidad. Asegúrense de cerrar por completo la entrada de agua fría antes de quitar el ánodo. Es importante que lo extraigan del tanque únicamente para realizar su revisión y sustitución. Si tienen dudas sobre sus componentes, consideren algunas preguntas frecuentes sobre los termotanques antes de retirarlos.

¿Cómo realizar el vaciado del tanque?

El vaciado del tanque de los boilers industriales de Rheem es crucial para incrementar su eficiencia operativa y su vida útil, además, permite eliminar sedimentos que pueden acumularse en su parte inferior. Es importante realizarlo adecuadamente. Los pasos que deben seguir son los siguientes:

  • Cierren la circulación del gas al termostato. Pueden hacerlo de dos formas: a través de la llave de paso o de la perilla robinete de pasaje de gas.
  • Asegúrense de que cierre bien la válvula de la línea de suministro de líquido frío.
  • Permiten el ingreso de aire al tanque mediante la apertura de una canilla de agua caliente.
  • Coloque una manguera en el grifo de purga y envíen el chorro de líquido hacia alguna área de desagoste. Es importante que eviten el contacto con el agua, debido a que puede estar caliente y causar quemaduras.

¿Cómo realizar la limpieza del tanque?

Tienen que drenar la unidad al menos una vez al mes. Debe hacerse mediante el grifo de purga y la cantidad recomendada de líquido drenado es de aproximadamente 20 litros. En caso de que el agua de su zona sea muy dura, tienen que usar un ablandador. Realicen este procedimiento una vez a la semana. No es necesario apagar el termotanque para ello.

Para un óptimo mantenimiento de la unidad, es importante que incluyan revisiones internas del tanque. Podrán así corroborar la presencia de incrustaciones o sedimentos que pueden disminuir la vida útil de los boilers y su eficiencia. Una vez hechas las revisiones, procedan a la limpieza. Lo último es facilitado por los fabricantes, ya que el termotanque cuenta con una boca de inspección para acceder desde el exterior. Tanto la limpieza como la inspección interior del tanque deben realizarse de la siguiente manera:

  • Vacíen el tanque conforme las indicaciones anteriores.
  • Retiren la tapa externa de la boca de inspección. Corten después la aislación lateral en forma de círculo de diámetro similar que el hoyo de la envuelta externa.
  • Desaprieten la tuerca de ajuste de la tapa correspondiente a la boca de inspección del tanque. Después giren la placa de ajuste de la mencionada tapa.
  • Sostengan con firmeza la tapa de la boca y empújenla hacia el interior del tanque. Podrán así aflojarla, girarla y retirarla.
  • Una vez hechos los pasos anteriores, podrán realizar la revisión o limpieza del tanque. Si el motivo es la limpieza, remuevan todas las incrustaciones y sedimentos depositados que tengan un espesor mayor que 1.5 milímetros.
  • Instalen nuevamente todas las piezas enlistadas junto con el trozo de aislación lateral. Es importante que sepan que cuanto mayor sea la dureza del agua y su temperatura mayor será la acumulación de depósitos en el tanque. Con respecto a la primera revisión del tanque, tiene que efectuarse en los primeros meses de uso. Las revisiones tienen que repetirse de forma frecuente hasta determinar la tendencia de la formación de incrustaciones y depósitos. Podrán así definir la periodicidad requerida de revisiones conforme las condiciones del líquido.
  • Cuando realicen la primera revisión del tanque, tienen que reemplazar la junta por la pegada a la tapa externa de la unidad. Es importante que aseguren la hermeticidad del tanque. Cuando retiren la tapa de inspección tienen que sustituir la junta de estanqueidad por el repuesto original, que pueden conseguir con los proveedores del termotanque. Para colocar la tapa de forma adecuada y sencilla, se recomienda pegar la junta a ella con cemento de contacto.

Si aplican esta serie de medidas, les garantizamos que su equipo estará en excelentes condiciones y no necesitará reemplazarlo durante muchos años. Es importante que establezcan lazos a largo plazo con expertos que tengan autorización para manejar los equipos de Rheem. Implica tarifas anuales, sin embargo, son preferibles a reemplazar el equipo de forma prematura.

¿Necesitan un calentadores industriales y comerciales de esta célebre marca y con proveedores confiables y reconocidos en el mercado nacional? Contacten entonces a los expertos de H2OTEK. Tenemos una amplia variedad de modelos de Rheem, además, brindamos amplias garantías y asesorías para que su equipo se mantenga en óptimas condiciones. Para más información, comuníquense al 80 09 H2O TEK (80 09426 835).

Compartir Artículo

Artículos Relacionados

No se han encontrado resultados.

Menú