122 Vistas
InformaciónMantenimiento y Reparación

Puntos esenciales para el mejor mantenimiento preventivo del boiler industrial y componentes

La pérdida de calor en el sistema de caldeo es uno de los problemas que aparecen superficialmente, siendo la antesala de degradación de sus partes más esenciales. No considerar el mantenimiento preventivo no solo acarrea una ineficiencia energética traducida en gastos energéticos, sino en un peligro que puede envolver a toda un área de producción.

Todos y cada uno de los problemas, pequeños, medianos o grandes que suelen aparecer en los sistemas de calentador industrial a lo largo de su vida, pueden verse bien solventadas con supervisiones en tiempo y forma; es preponderante tratar de evitar fallos que pudieran resultar en siniestros indeseables.

Desde la misma instalación, el sistema de caldeo debe estar sustentada en estructuras físicas y de procesos, para que las necesidades de vapor siempre se solventen, ya sea para la producción de una planta, para la distribución de agua caliente sanitaria, calefacción, entre otros servicios. Se debe proteger la inversión de un sistema como tal.

Para mejorar la seguridad y prevenir accidentes en esta clase de estructuras, es necesario conocer algunos puntos clave dentro del mantenimiento preventivo, para que la caldera siga siendo funcional y eficiente, pero, sobre todo, seguro y confiable.

Limpieza profunda y periódica

Un calentador de agua industrial y muchos de sus componentes, se ven en riesgos de acumular residuos en sus superficies, como la cal y el hollín. Estos, impiden una correcta transferencia térmica, llevando a dos indeseables vertientes: ineficiencia energética y daños en componentes y estructuras.

Es importante que no se deje siquiera un milímetro de suciedad, ya que tan solo esto, es capaz de impedir las transferencias de calor en al menos un 10%. Este tipo de limpieza, por lo regular solo se necesita hacerse de forma anual, y simplemente se precisa de cepillos o dependiendo del tipo de residuo, tal vez algún agente químico pueda ser útil.

Purgación para impedir desgaste en metales y superficies de boiler industrial.

Las concentraciones y dureza del agua, suelen ser un problema que lleva a precipitaciones por encima de los componentes. Si se llegaran a formar algún tipo de escamas, entonces la eficiencia del sistema de caldeo está en juego, y en el peor de los casos, se presentarán fallos cuantiosos. Para evitar dichas concentraciones de sales, es necesaria la purgación periódica y secundaria de todas las partes del sistema.

Control en la dureza del agua y sus propiedades para el uso en boiler industrial

El monitoreo e inspección en la calidad de agua de caldera es una tarea frecuente, pero necesaria en todos sentidos. Si no se cuida el origen del agua, se puede pasar por alto la filtración de minerales disueltos, que, a las primeras, puede desencadenar un problema en las redes de caldeo.

Las comprobaciones de durezas son precisamente para vigilar el tipo de agua que se va a usar, y cómo se va desempeñando a lo largo de tuberías, tanques y demás componentes, como condensadores y purgadores. Las variantes que se presentan y den una señal de anomalías, será el incremento de presión y el tamaño de partículas de arrastre, espumas, etc.

Controlar las pérdidas de calor del boiler industrial

Si llega a pasar ese fenómeno, probablemente se deba a una ineficiencia del aislante térmico, sobre todo tratándose en calentadores que trabajan con temperaturas por arriba de los 50°C. Esto invariablemente lleva a un gasto energético del sistema muy por encima del límite permitido, donde incluso se podrían percibir algunas inoperancias en algunas secciones y componentes. Es esencial checar el aislante térmico, que funcione, y si necesita reparación o cambio, entonces hacerlo.

Registros calendarizados del servicio y mantenimiento del boiler industrial

No tener un registro de cada componente de un sistema de caldeo, puede llevar a un detalle de ineficiencia operativa, tanto de las máquinas como del mismo personal. En ese sentido, los registros de servicios preventivos, así como sus mantenimientos en cada sección de la caldera, garantizará una eficiencia del sistema. Nunca se deben pasar por alto los detalles numéricos y de rendimiento, los cuales pueden ser otorgados por los gases de combustión, temperatura del agua y desde luego, la misma presión, como temas básicos.

Etiquetas: , ,

Compartir Artículo

Artículos Relacionados

Menú