1K Vistas
InformaciónMantenimiento y Reparación

Problemas de polvo y suciedad en el calentador de agua

La importancia de mantener limpio el interior del boiler.

Actualmente existe una gran diversidad de dispositivos para calentar el agua, cada uno con sus respectivas características, donde habrá unos que sean más eficientes que otros en la obtención del agua caliente que se necesita. Así también se pueden presentar una serie de problemas con los mismos, desde un fallo en el termostato, filtraciones del agua, que no caliente el líquido, entre otros.

En algunos dispositivos ocurre un problema en el que la llama del piloto no se mantiene encendida siquiera por más de cinco segundos, llegando a tener una falla en su consistencia y funcionamiento. Lo mejor en estos casos es llamar a un experto en boilers para que diagnostique y repare; si por alguna razón no es posible contar con una persona calificada en el instante, entonces hay que seguir algunos pasos para tratar de repararlo uno mismo.

Buscar la avería del calentador

Primero hay que ver lo que ocasiona la avería del aparato, por ello habrá que desmontar el mismo. Hay que quitar el tornillo de la parte inferior, así como el tornillo frontal, probablemente hay que forzarlo un poco la caratula frontal. Por lo regular estos fallos se deben a que haya acumulación de suciedad y polvo en la parte inferior del dispositivo; comúnmente pasa cuando se coloca una secadora de ropa muy cerca del aparato, por ello el polvo y las pelusas se desplazan por la succión de aire y se asienta en la base.

Se va a alcanzar a observar que hay un bloqueo en el tubo de la salida de gas o el de la llama piloto. Para eso se puede usar un pequeño cepillo o pincel de cerdas finas y limpiarlo con cuidado. Ya una vez hecho bien el procedimiento, se puede volver a encender el piloto, si este sigue apagándose o la llama se ve de un color anaranjado o amarillento, probablemente le siga faltando oxígeno y no esté realizando una combustión adecuada, por lo que habrá que realizar el procedimiento una vez más.

Para comprobar que no hay inconvenientes, la llama presentará su color azulado característico y ya no desaparecerá. Si todavía no hay buen resultado, entonces habrá que reemplazar el termopar, lo puede hacer usted mismo o acudir a los expertos en dispositivos de calentamiento del agua.

Etiquetas: , , ,

Compartir Artículo

Artículos Relacionados

Menú