100 Vistas
Calentadores de agua

Preparación de boiler industrial para seguridad del técnico verificador en la inspección oportuna del sistema de caldeo

Siempre debe prepararse un sistema de caldeo para atravesar desde los procesos más básicos hasta los más extenuantes y relevantes. Es lo mismo al momento de emplazar una caldera de grandes dimensiones y gran peso, primero analizando la estructura de soportes de una obra civil, y checando si las cargas de seguridad son los suficientemente fuertes, para evitar roturas o daños en paredes y suelo.

El primer paso para la preparación para inspección de boiler industrial, será apagar los fuegos, para posteriormente tener que abrir las líneas de purga junto con el drenaje, e inmediatamente ventear el sistema de caldeo hacia la atmósfera. Asimismo, es fundamental que varias partes se limpien y venteen para eliminar ciertas suciedades o depósitos, como el hollín y las cenizas derivadas de previos procesos de combustión. Hay que asegurarse de limpiar muy bien toda superficie que corresponda a las tubería del sistema, así como a las chapas, virolas, colectores y demás componentes; eso necesariamente incluirá a los que están en exteriores, al menos los que estén más fáciles de acceder.

Hay que tener cuidado si otro calentador se vincula con la válvula de purga, que de ser así, habrá que cerrar esta misma. Igualmente, habrá que desechar las tapas de agujero de mano, machos y similares elementos de inspección. En el momento, se tendrá que lavar todos aquellos sedimentos o depósitos de lodo. Después ya se podrá abrir la válvula de purga, siempre y cuando el técnico esté completamente seguro de que no hay persona alguna dentro del tanque; también hay que checar que no haya presiones en la línea.

Durante el proceso, se puede aprovechar para colectar depósitos de aceite y cualquier incrustación, a fin de que el técnico especialista los estudie y analice dentro del procedimiento de tratamiento de aguas.

¿Cómo debe lucir un boiler industrial que está a punto de ser inspeccionado por el especialista? Su sistema debe estar limpio, seco y frío. Solo de esa manera es como la persona encargada de su examinación, podrá ejecutar su labor sin problemas.

Aunado a todo eso, las normas de seguridad tienen que estar al punto, para que todos estén conscientes de las labores de inspección o mantenimiento de la caldera. Nada debe faltar en ese aspecto, incluso los letreros de advertencia de que hay personal en los interiores del sistema.

Hay que saber que el autorizado para la revisión, reparaciones o modificaciones en el boiler industrial, puede ser el mismo inspector comisionado. Todo dependerá de los códigos y normas vigentes de la región. Para ello, hay programas detallados que estipulan los alcances del inspector comisionado de acuerdo a propietario-usuario y los sellos especiales que este mismo disponga. A veces el comisionado solo estará sujeto a la inspección única y exclusiva del sistema del usuario-propietario de la localidad, con sus respectivos lineamientos jurisdiccionales bien detallados entre todas las partes interesadas.

¿Cómo saber las condiciones que debe poseer una tubería superficial de boiler industrial a través de una réplica?

Por medio de este proceso de réplica, se podrá obtener una imagen metalúrgica detallada de la microestructura superficial. A esta misma superficie, se le puede aplicar una película fina a lo largo del metal, sobre todo en áreas que se hallan bajo tensiones aumentadas. Y es que, dicha película ofrece una reproducción de lo que podría sucederle a las superficies y microestructuras, determinando así, las etapas más relevantes en la que se pudieran suscitar deformaciones o roturas en los metales. Para ello, los técnicos versados en el tema, tendrán que darle todo el seguimiento y así, proyectar la vida útil de toda una estructura de sistema de caldeo.

Es fundamental que todo proceso de inspección esté bien detallado desde su planeación, que incluye un antes, durante y después del procedimiento en cuestión. Saltarse este paso podría derivar en fallos sistémicos o peor, en accidentes laborales.

Etiquetas: ,

Compartir Artículo

Artículos Relacionados

Menú