122 Vistas
Calentadores de aguaIndustriaMantenimiento y Reparación

Mantenimiento preventivo y correctivo en el circuito de boiler industrial y todos sus componentes

Mantenimiento preventivo y correctivo en el circuito de boiler industrial

Siempre se enfatizará el hecho de que el mantenimiento preventivo será mejor que el correctivo. Sin embargo, a veces no se pueden planear y ejecutar los procesos preventivos, debido a que algún componente, boiler industrial o incluso toda una instalación, presenta algún detalle en su status. En ese sentido, los servicios de reparación serán los que posibiliten la reanudación de actividades lo más pronto posible.

Por otro lado, las inspecciones o revisiones constantes, sirven para monitorear el estado de cada componente de la caldera, así como todo su circuito, para poder llevar a cabo el mantenimiento preventivo con todas las medidas pertinentes.

Las revisiones semestrales y anuales efectuadas por especialistas, se enfocan primordialmente en algunos tópicos específicos.

  • Estudios de fluidos térmicos.
  • Rendimiento y funcionalidad en los quemadores del sistema de calentadores.
  • Estado de las bombas de recirculación del agua caliente.
  • Aspecto y rendimiento de las válvulas en todo el circuito, ya sean manuales o automáticas.
  • Comportamiento integral de la instalación, tanto en el circuito entero, el boiler industrial, las tuberías, componentes metálicos, entre otros aspectos esenciales.
  • Estudios para el rendimiento del calentador y sus proyecciones de funcionamiento.
  • Adecuar toda la instalación de acuerdo a las normativas vigentes gubernamentales y legales.

La higienización de circuitos

La higienización de circuitos es un proceso fundamental para toda una instalación y su correcto funcionamiento. La clave es el fluido térmico, que permite la correcta operación de todas las secciones de un sistema de boiler industrial. Por ello, es muy importante que se sustituya cada tiempo, también dependiendo mucho de los procesos de trabajo dentro de la red de caldeo. Los protocolos se dan con base en esos mismos procesos, para planear y ejecutar la limpieza de los circuitos de forma óptima, con puntos muy específicos, como el vaciado general de la instalación, vaciado de producto limpiador detergente, desecación del circuito entero, volver a llenar el mismo con aceite térmico adecuado, y la notificación del proceso en toda la instalación, incluido claro está, la recolección del fluido utilizado.

Dentro de la inspección integral de las instalaciones de calentador solar y sus componentes, los informes deberán ser detallados, ya sea en la aprobación absoluta de la instalación, o en todo caso, la detección de algún detalle que pudiera ser relevante para la óptima operación del sistema entero y obviamente por seguridad laboral. Si se han detectado problemas, los inspectores deben detallar cada cuestión u tópico, para llevar a una solución viable.

Generalmente, los datos informativos están compuestos por la fecha de registros, categoría y marca de la instalación y sus equipos, los cuales estos últimos, deben ser detallados con el tipo de componente, aceites que usan, presiones a las que pueden laborar, volúmenes, diámetros, y los límites mínimos y máximos de temperaturas en las que trabajan.

Asimismo, tienen que haber especificaciones en la clase o nivel de inspección a realizar, con sus respectivas fechas. Posteriormente, si existen dificultades del sistema, entonces a través de listas específicas, se deberán vaciar datos de los inconvenientes hallados en cada equipo o sección de la línea de boiler industrial. Esos datos deberán ser calificados con niveles de aceptación o invalidez.

La cualificación crítica es para las instalaciones con calificación negativa, con inconvenientes críticos que pudieran representar peligro para trabajadores y el equipo en general; el paro de la instalación tiene que ser inmediata, para después ser inspeccionada nuevamente hasta que todo esté en orden. La cualificación condicionada refiere a aquellos detalles a corregir lo antes posible, y en caso de que haya más serios, entonces seguir los protocolos indicados para resolverlos, dentro de un margen de tiempo aceptable. La cualificación favorable es aquella donde no existe riesgo alguno, y la instalación puede seguir sus procesos industriales con sus calderas y circuitos, pero siempre estando al tanto de las revisiones periódicas a profundidad.

Etiquetas: , ,

Compartir Artículo

Artículos Relacionados