18 Vistas
InformaciónSalud y Bienestar

La importancia de los calentadores de agua en tu salud

Ya sabes, a veces es sorprendente lo mucho que nos beneficiamos de esas herramientas insignificantes, los calentadores de agua. Tomar un buen baño sólo puede ser posible con ellos. Sumergirse en agua tibia es más poderoso de lo que uno podría pensar. De hecho, hay bastantes beneficios de salud definidos que se pueden obtener.

1. Mejora la circulación sanguínea.

Sumergir el cuerpo en agua tibia es una especie de ejercicio para los vasos sanguíneos. Esto se debe a que el agua crea presión física sobre el cuerpo y así aumenta la capacidad de nuestro corazón. En otras palabras, cuando estamos dentro del agua, el corazón funciona más rápido y más fuerte. Esta no es una tarea masiva, más como un ejercicio sutil. Unos pocos baños a la semana es un excelente trabajo para tu corazón.

2. Ayuda a dormir.

El agua caliente (nos referimos a cálido) relaja el cuerpo y nos prepara mejor para conciliar el sueño. Cuando un cuerpo tenso entra en un baño tibio, el agua caliente aumenta la temperatura del cuerpo y relaja los músculos. Relajar los músculos no solo nos alivia físicamente, sino también mentalmente, y muchos de nosotros necesitamos esa paz mental al final del día. Dicho esto, mantente atento a tu cuerpo: no se te ocurra quedarte dormido en el baño y de hecho, limita tu estancia a no más de 20 minutos.

3. Te mantiene en forma.

Los músculos demasiado estirados, las lesiones deportivas pequeñas e incluso el dolor en las articulaciones se pueden aliviar con un baño cálido que es el final perfecto para la actividad física.

4. Disminuye la presión arterial.

Un estudio reciente ha demostrado que sumergirse en un baño caliente puede disminuir tu presión arterial. Este es un gran sistema para las personas con enfermedades cardíacas que deben vigilar los picos de presión arterial. Si tienes una afección cardíaca, primero, por supuesto, consulta a tu médico, ya que el optar por utilizar calentadores de agua para tu baño también elevará tu frecuencia cardíaca. Si dice tu médico que está bien, entonces es una gran manera de reducir tu presión arterial.

5. Ayuda a perder peso.

Otro estudio ha indicado que las personas que padecen diabetes y se sumergen en una bañera de hidromasaje previamente calentada con calentadores, con regularidad, pueden reducir sus niveles de azúcar y glucosa en la sangre. El estudio descubrió que sumergirse en un baño caliente durante unos 20-30 minutos, 6 días a la semana, hacía que los participantes perdieran casi 2 kilos al mes en comparación con el grupo de control. Por supuesto, si lo agregas a tu rutina de ejercicio y dieta balanceada, habrá resultados contundentes y seguros. De otra manera, probablemente el éxito será muy lento.

6. Limpia la piel.

Si bien es cierto que una ducha es más efectiva respecto a la limpieza, que un baño, una buena inmersión en agua caliente después de una ducha puede abrir los poros de nuestra piel, y si el agua está limpia, puede entrar y lavar la suciedad y las toxinas de nuestra piel. El resultado es una piel más fresca y limpia, lo cual se traduce en una piel mucho más joven.

7. Reducción de dolores de cabeza.

La mayoría de los tipos de dolores de cabeza son causados por el estrechamiento de los vasos sanguíneos en la cabeza. El efecto positivo del agua tibia en nuestros vasos sanguíneos se puede utilizar para aliviar la presión sobre esos vasos sanguíneos y curar nuestro dolor de cabeza.

8. Ayuda a sentirse mejor con uno mismo.

La vida está llena de eventos estresantes, y un baño caliente puede ser ese hombro en el que puedes llorar en la comodidad de tu intimidad. Toma un buen remojo e intenta relajarte, ya que se sabe que cuando nos sentimos mejor físicamente, tenemos más confianza en nosotros mismos, más convencidos de que estamos a la altura de los desafíos que nos esperan. Un jacuzzi también es una excelente manera de reducir la ansiedad diaria. Muy pocos de nosotros somos conscientes de cuánto aumenta el estado físico del cuerpo nuestros niveles de ansiedad percibida.

9. Ayudan a aliviar los síntomas de tos y gripe.

El vapor de un baño caliente puede prevenir que el moco que se acumula en la garganta, se reseque. Recuerda que esta es una de las razones más comunes para la tos persistente. Además, poner tus calentadores de agua en funcionamiento también puede aliviar los síntomas de la gripe. Tomar un descanso de 10-15 minutos para disfrutar de agua caliente realmente puede ayudarte a sentirte mejor mientras tu cuerpo se deshace de la enfermedad.

10. Hidrata la piel.

Puede que no nos guste la piel arrugada que tenemos después de un baño caliente, pero en realidad tiene un buen efecto en ella. El agua tibia deja la piel húmeda durante más tiempo y evita que se seque y tenga esas pequeñas grietas que a menudo aparecen cuando está seca.

Algunas notas importantes que debes tener en cuenta siempre

A pesar de todas las ventajas, no se recomienda un baño regular en un baño caliente para todos, así que asegúrate de que:

* Tu baño no dure más de 15-20 minutos cada vez que lo tomes.

* Si tienes una afección cardíaca, consulta a tu médico sobre tomar baños calientes.

* Llevas a tu baño algo frío para beber contigo, porque tendemos a sudar en un baño caliente y podemos deshidratarnos.

* ¡No estás embarazada! No se aconseja a las mujeres embarazadas tomar baños de agua demasiado caliente. Los baños tibios son siempre la mejor opción.

* Tienes los mejores calentadores de agua. ¿Por qué? Así no tienes que esperar horas para poder sumergirte en tu baño, ni tienes por qué preocuparte por la temperatura ideal. Obtén tu calentador de agua con nosotros. Podrás gozar de los beneficios que ya hemos platicado anteriormente, sin necesidad de estresarte y aumentar problemas de salud (que es exactamente lo que no queremos ¿cierto?). Entonces opta por H2O Tek, tu solución más efectiva.

Compartir Artículo

Artículos Relacionados

Menú