2K Vistas
IndustriaSalud y Bienestar

Efectos de los contaminantes emitidos por chimeneas de calderas

Efectos de los contaminantes emitidos por chimeneas de calderas

Afectación de la salud humana y las plantas por los gases de combustión

Afectación de la salud humana y las plantas por los gases de combustión

El trabajo de las calderas en la industria es de suma importancia, ya que se necesitan grandes cantidades de energía para diversas aplicaciones o producción, éstas mediante la combustión transforman el combustible en energía térmica, para que los diferentes equipos o sistemas industriales trabajen de manera idónea, o simplemente para el calentamiento de algún fluido como el agua.

Contaminantes y salud humana

La contaminación atmosférica depende de muchas variables, tal como la concentración, la exposición de todos los seres vivos y algo muy importante, la mezcla o sinergia de los agentes, que son muchos, como CO2, CO, SO2, cenizas, entre otros. Los efectos sobre la salud humana es muy fuerte, ya que el SO2 (anhídrido sulfuroso) puede ser uno de los causantes de la bronquitis crónica que padecen las personas, esto desencadena síntomas muy desagradables para hombres y mujeres por igual en cuanto a inconvenientes al respirar, producción excesiva de mucosidad o estupo y por supuesto gripes agudas. También al SO2 se le vincula con la mortandad de poblaciones sensibles al medio ambiente, es decir, pacientes que padecen afecciones en el pulmón y corazón suelen empeorar sus condiciones de salud o pero aún pueden fallecer. Está comprobado que 500 microgramos por metro cúbico de aire de partículas suspendidas en un lapso de 24 horas puede provocar un alto índice de mortalidad en la población.

Dependiendo del contaminante y su sinergia con otros en la atmósfera es cómo van a reaccionar las personas, todos los contaminantes son malos para la salud, pero unos más que otros afectan en mayor medida. Por ejemplo, de acuerdo a todas las organizaciones de salud o salubridad, el CO o monóxido de carbono (que se desprende de la combustión de calderas o boilers industriales) significa una seria amenaza a la salud de la gente, el aspirarlo aunque sea un poco puede marear y hacer desmayar a una persona.

Carboxihemoglobina

La carboxihemoglobina se forma en la nuestro sistema después de que el monóxido de carbono se mezcla con nuestra sangre después de estar expuestos un tiempo considerable a este componente. Esta condición obliga a que nuestro sistema circulatorio reduzca su capacidad para la correcta transportación del oxígeno proveniente de los pulmones hacia nuestros tejidos. Si esta saturación e carboxihemoglobina está entre el 5% y 10%, entonces cambiará nuestra forma de respirar debido a las afectaciones en lo cardiaco y pulmonar. Si está por encima del 10%, muy probablemente tendremos problemas psicomotores y de coordinación, dándonos una sensación de cansancio y dolores de cabeza.

Óxido de nitrógeno

Asimismo el óxido de nitrógeno siendo el más tóxico de los compuestos (NOx) afecta en gran medida el tracto respiratorio en humanos y animales, el benzopireno (C20H12), es sumamente peligroso para los nacimientos, provocando seria alteraciones genéticas, siendo algunas de esas cancerígenas. El pentóxido de vanadio provoca neumonía, bronquitis y otras enfermedades respiratorias, siendo las mucosas y la piel los primeros en sufrir dichas alteraciones, también no está demás decir que importantes cantidades de cenizas y hollín causa serias irritaciones en el tracto respiratorio, agravando el asma en muchos pacientes, además de enfermedades cardiovasculares.

Plantas afectadas por contaminantes

En especial las plantas son extremadamente sensibles a los compuestos originados de la combustión en la industria, no necesitan de concentraciones grandes para resultar afectadas, como sea, es aún muy difícil en la actualidad lograr delimitar o sacar valores de concentración atmosférica que afecte a cada tipo de flora, lo que sí se puede saber son las consecuencias que acarrea a la misma por estar expuesta al contaminante.

Los efectos son varios: primero el proceso de la fotosíntesis se verá alterada, ya que enlentece el metabolismo de la planta, donde en el peor de los casos el crecimiento se detendrá por completo. El monóxido de carbono (CO) y el anhídrido sulfuroso (SO2) producen en la planta un tipo de necrosis foliar, por ello el color se tornará desde un amarillo hasta un marrón.

Está demostrado que 50 microgramos por m3 de SO2 son capaces de afectar toda una especie forestal, sobre todo si está es susceptible. 130 microgramos de SO2 por metro cúbico de aire dañarán especies de coníferas. Gotas de rocío o más bien ácido provenientes del ácido sulfúrico también afectan gravemente la vegetación. Por otro lado el NO2 produce clorosis y necrosis, cuyas manifestaciones se verán claras en los colores negros o marrones. El hollín es un fatal enemigo en el proceso de la fotosíntesis de cualquier planta.

Es trascendental adoptar medidas para evitar lo más posible la propagación de los contaminantes antes mencionados, es un peligro latente para la salud de cualquier ser vivo. Las empresas industriales deben pensar en cómo está afectando sus calderas al medio ambiente, sobre todo si éstas están muy viejas y obsoletas, entonces habrá que pensar en una renovación.

Etiquetas: , , , ,

Compartir Artículo

Artículos Relacionados

Menú