72 Vistas
Calentadores de aguaInformaciónSalud y BienestarTips y Consejos

¿Cómo nadar en una piscina con agua caliente en cualquier temporada?

calentador de agua para albercas

En esta época veraniega es muy poco probable que las personas estén pensando en nadar en agua caliente, pero, bien sea por deporte u ocio, en diversas fechas del año muchos quieren estar en una piscina con una temperatura mayor a la del ambiente; para conseguir este efecto simplemente tiene que acceder al calentador de agua para albercas y así relajarse en un entorno refrescante en el que los músculos se relajan y es posible aliviar el dolor muscular y el estrés o ansiedad.

Sin embargo, quienes antes han ingresado a una piscina caliente se habrán dado cuenta de que, si no se lleva a cabo de manera cuidadosa tanto el proceso de aumento de temperatura del agua como las actividades que haga en este espacio, le resultará en daños graves al organismo, las cuales pueden ir desde quemaduras en la piel hasta la sensación de incomodidad.

Además, recordemos que la natación en agua calientes se realiza principalmente por personas pertenecientes a la tercera edad o que posean alguna patología musculoesquelética; pues emplean las piscinas a alta temperatura para aliviar el dolor físico; por lo que si no sigue las recomendaciones apropiadas afectará la calidad de vida de este grupo poblacional, quién es más propenso a sufrir daños en su piel, náuseas, vómito, desmayos, entre otras complicaciones.

Por ese motivo, en H2O TEK no sólo nos encargamos de realizar la instalación de calentadores, sino que nos aseguramos de que se emplee de manera apropiada a fin de sacar el máximo provecho de una temperatura en el agua mayor a la ambiental, razón por lo que comentaremos algunas recomendaciones para nadar apropiadamente en una piscina caliente, de forma que no vea afectada su calidad de vida.

Descanse por períodos

Los riesgos de configurar el calentador de agua para albercas en una temperatura mucho mayor a la soportada por el organismo son deshidratación (debido a que el cuerpo intenta enfriarse en este medio, que es imposible), arritmias (puesto que la presión del entorno obliga al corazón a bombear más fuerte y con más frecuencia), entre otros inconvenientes que radican principalmente en pasar un tiempo demasiado largo sumergido en el agua caliente.

Para contrarrestar estos efectos, es imprescindible que aumente el tiempo de descanso entre una serie y la otra, de forma que logre estabilizar su ritmo cardiaco y suministrar suplementos que lo ayuden a combatir la deshidratación; así, si por lo general toma descansos de 30 segundos por cada hora que está dentro de la piscina, al nadar en agua caliente requiere de, por lo menos, un minuto para evitar cualquier complicación.

No considere no realizar el mismo entrenamiento, de hecho, este período extra de descanso es imprescindible pues en agua caliente el esfuerzo del cuerpo es mayor al tratar de regular la temperatura de manera exhaustiva mientras se ejercita; por lo que el reposo es más que justificado.

Distancia de nado más corta

De la mano de estar más tiempo por fuera del agua, es necesario que las distancias de nado que realice se reduzcan considerablemente en cada repetición, es decir, si busca llegar al límite de la piscina, tome descansos por intervalos, de forma que el cuerpo no se fatigue tan rápido ni le genere complicaciones en su sistema cardiovascular; además, el exceso de presión generará náuseas y dolor de cabeza.

Enfóquese en mejorar sus técnicas

Una de las propiedades más destacadas del agua tibia que produce el calentador de agua para albercas es que al no generar temblores debido al frío es más fácil concentrarse en sus movimientos y mejorar su técnica de nado; no obstante, no debe olvidar la regulación del tiempo y la distancia en la alberca con el fin de no afectar su calidad de vida.

Hidrátese muy bien

Como mencionamos antes, en una piscina de agua caliente el cuerpo tratará de refrescarse a partir del sudor, pero, ya que está en un entorno cálido, no lo logrará y eso lo obligará a utilizar más recursos energéticos para tratar el calor. Si no desea sufrir deshidratación debe ingerir bastante líquido antes y después de la práctica y durante los reposos.

Combine con el ejercicio en tierra firme

De igual forma, si no desea estar mucho tiempo en la alberca caliente, pero si calentar el cuerpo y mantenerse entrenado, alterne el nado con ejercicios de fuerza dentro del espacio de la piscina y practique antes o después de ingresar; de manera que el organismo se mantenga activo, pero sin que represente un sobreesfuerzo.

Recuerde que el agua caliente relaja los músculos, por lo que, si ingresa a la piscina con mayor temperatura después de hacer ejercicio, podrá relajar su cuerpo y evitar el estrés muscular.

Si desea conocer más recomendaciones o cotizar el calentador de agua para albercas e instalarlo en su propiedad, contáctese con nosotros a través del teléfono (800) 942 6835 o al WhatsApp +52 (81) 2152 4723.

Etiquetas: , , ,

Compartir Artículo

Artículos Relacionados

Menú