59 Vistas
Calentadores de aguaIndustria

Como evitar residuos de sílice, magnesio, calcio y otros reactivos con tratamientos químicos en agua de boiler industrial

Para prolongar la vida útil en un sistema de caldeo, son necesarios los protocolos preventivos en todos niveles. Generalmente, pasar por encima de un detalle tan importante como ese, puede llevar a paros de caldera e incluso descomposturas costosas. Es fundamental la sapiencia oportuna del técnico en turno, para lidiar con esta clase de situaciones.

Posiblemente, algunos factores muy dañinos para el agua del sistema de caldeo, tenga que ver con la generación de incrustaciones, capaces de causar mella en cada componente del sistema, además del inherente hecho corrosivo en metales.

Tratamientos inhibidores anticorrosivos en boiler industrial

Precisamente, los tratamientos químicos que se tienen a disposición, fungen como inhibidores de dichas incrustaciones y corrosiones. Por ejemplo, los inhibidores de corrosión, están hechos a base de sulfito de sodio catalizado en un determinado porcentaje. Este sirve para el control del oxígeno en el agua del boiler industrial. Poseen un rendimiento tan alto, a tal grado de proveer seguridad en sistemas de calentamiento en la industria alimentaria, propiamente en las procesadoras. Es demasiado importante checar el tratamiento químico ideal para cada caldera, y su efectividad para descomponer los bicarbonatos.

Para un adecuado proceso aplicativo del tratamiento anticorrosivo de metal, es necesario que el técnico, use desareadores y dosificadores, según los tiempos, solo así, el producto trabajará de mejor forma, sin interrupciones entre cada proceso químico.

Tratamientos inhibidores anti-incrustación y procesos multifuncionales para boiler industrial

Esta clase de tratamientos, están hechos para lidiar con elementos específicos generadores de lodos y demás suciedades, notoriamente dañinos para cualquier red de caldeo. Usualmente, sílice, magnesio y calcio, son los factores que, a través de su ionización, forman las infames incrustaciones.

Por otro lado, están los tratamientos multifuncionales trabajados a través de productos especiales. Estos acarrean muchas ventajas, como soluciones variadas en diversos frentes problemáticos dentro de una caldera asediada por distintas cuestiones. Básicamente pueden funcionar como anti-incrustaciones y anticorrosiones. Dependiendo del fabricante, las propiedades de los productos químicos pueden variar, algunos son capaces de tener más propiedades para un mejor tratamiento en el sistema de caldeo. Después de todo, es posible que no solo se necesiten procesos anti corrosión e incrustación, sino también propiedades de dispersión de sales y sílices, causantes de deterioros más importantes en los metales de los calentadores.

El técnico de caldera industrial, debe checar muy bien todas las opciones a seleccionar para tener los mejores tratamientos, con fórmulas especializadas para un buen control alcalino, con niveles de pH adecuados, dependiendo del proceso en cada sección de una caldera. Si los mecanismos de vapor, suelen crear sulfitos de sodio, entonces cada capa de superficie metálica debe estar muy bien protegida.

Dentro de las normas de protección y seguridad de cada organismo, más las reglamentaciones estipuladas por cada empresa, está claro el objetivo para asegurar la calidad en el agua de alimentación, donde también irán implicados los dispositivos de presión, con sus debidos límites de funcionamiento.

En cada caso, la necesidad de kits específicos para análisis de agua en un boiler industrial, se atenderá dependiendo del tipo de sistema y las operaciones realizadas por dicha red de caldeo.

Por ejemplo, están los procesos para analizar la dureza del agua, cuyos productos químicos dependiendo del fabricante, serán capaces de determinar el contenido de agua industrial, residual y desde luego, el natural. Luego, están los kits para el análisis del pH y toda alcalinidad del agua. Asimismo, los analizadores de cloruros determinarán los indicadores mediante los cromatos de potasio. Los sulfitos son reactivos comunes, y estos deben ser medidos a través de titulación por medición de volumen.

En sí, todo reactivo tiene que analizarse a fondo. A todo eso, el técnico tendrá la potestad de añadir cálculos de materia en un calentador industrial, cálculo de purgas, concentraciones, dosificaciones, entre muchos aspectos más.

Etiquetas: ,

Compartir Artículo

Artículos Relacionados

Menú