534 Vistas
InformaciónTips y Consejos

Calentadores: cómo ahorrar energía y dinero en el hogar

En H2O Tek sabemos lo difícil que es poder economizar en los hogares. Si tu familia es extensa, seguramente encontrarás que el ponerse de acuerdo para apagar las luces en las habitaciones, no es suficiente. Los horarios, actividades e incluso las actitudes, pueden obstruir un armonioso ahorro de energía. Pero no te preocupes, con nuestros consejos, verás que los sistemas eléctricos con los que cuentas tú y los demás miembros de la familia, como lo son la calefacción (calentadores), los aparatos de entretenimiento o la iluminación, sí pueden configurarse y tomarse en cuenta para disminuir el gasto de energía y de billetes.

Vayamos de lo general a los particular. A veces se nos pasan detalles que pueden llegar a hacer la diferencia. Sobre todo si vives en una edificación grande, verás lo mucho que cambiará la situación si prestas atención a los detalles. Continúa leyendo si te interesa saber en qué puedes invertir el dinero que estarás ahorrando con nuestros consejos:

Consejos para el ahorro de energía

Dependiendo de las estaciones del año, intenta hacer sacrificios en tu comodidad.

Sabemos que hace mucho calor en verano, y que por lo tanto, tu sistema de enfriamiento y ventilación estará funcionando constantemente. Se vale. Pero si ya es invierno y sigues prendiendo tus ventiladores, deberás replantearte prioridades. ¿Qué es realmente lo que necesitas? Quizás el dinero que usas en la electricidad que mueve tu ventilador te podría servir para un fin de semana en un spa.

De la misma manera, si es otoño o invierno y ya sientes en tus poros el aire fresco, entonces no tengas reparo en utilizar tus calentadores de agua para bañarte. Una enfermedad también cuesta y no queremos eso. Pero piénsalo dos veces si ya es verano y tú continúas calentando el agua casi hasta el punto de la ebullición.

Trabaja el hábito de mantener las luces apagadas si no las necesitas.

Si es necesario, pon carteles en las puertas indicando que apagues la luz. Trabaja en el hábito por al menos 60 días. Al principio te costará pero verás que en determinado momento tu cuerpo naturalmente buscará apagar el switch cuando te dirijas a la salida. ¡Es impresionante el número de personas en México que abandonan una habitación y dejan la luz encendida! En verdad te sorprenderías de lo poco que cuidan su economía. Si tan sólo supieran que este pequeño detalle puede ahorrar grandes cantidades de energía.

Desconecta electrodomésticos.

Otro detalle al cual ponerle mucha atención. Los electrodomésticos como licuadoras, hornos de microondas, lámparas, radios, planchas para el cabello, laptops, aunque se encuentren apagados, si continúan conectados, pueden seguir “jalando” energía que después se refleja en tus pagos hasta en un 10%.

Otro pequeño tip relacionado a este consejo: no se te ocurra dejar conectado tu celular mientras se carga la batería si no estás al pendiente de él. Sobre todo en la noche, no lo conectes cerca de ti o de tu cama. Sucede muy raramente pero puede llegar a causar accidentes. Toma el tiempo que tarda la batería en cargar para que no olvides desconectar el cargador después de utilizarlo.

La secadora de ropa por lo general consume mucha energía. Si tienes la opción de secar tu ropa al aire libre, bajo el sol, hazlo. También al utilizar la lavadora, trata de configurarla con agua regular (no caliente) y en carga completa. Desconecta ambas máquinas si no las utilizas.

Invierte en focos ahorradores de luz.

Los focos normales pueden llegar a consumir hasta cuatro veces más que un foco ahorrador. Si te es posible, utiliza los ahorradores en todas las habitaciones. Llegan a costar más que uno normal pero te prometemos que valen la pena porque el ahorro se puede ver claramente en los recibos de energía que después pagarás.

Sincroniza tiempos con tus familiares.

O bien con tus compañeros de vivienda. No es tan difícil como crees. Nos referimos a que aprovechen los momentos en que pueden utilizar energía en conjunto, por ejemplo, utilicen los calentadores de agua para calentar la ducha y tomen baños en horarios seguidos, ya sea bien en la mañana o bien en la noche para no tener que gastar en doble calefacción. Lo mismo cuando vayan a comer. Siéntense juntos a comer a una misma hora para que no se tenga que recalentar la comida o estar abriendo y cerrando el refrigerador. Si pueden, pasen tiempo juntos en las mismas habitaciones, sobre todo en la noche, para iluminarse con la misma luz.

Esto es todo por nuestra parte. Esperamos que hayas disfrutado de nuestros consejos, que en realidad son muy fáciles de poner en práctica, y no requieren más esfuerzo que tu interés por ahorrar. Imagina lo mucho que podrás utilizar de tus ahorros para otras cosas.

Esperamos que si estás interesado en productos para tu hogar como electrodomésticos, sistemas de aire acondicionado y calefacción, albercas, jacuzzis, iluminación o purificación de agua, te sientas con la confianza de acercarte a nosotros y preguntar por nuestros productos. Tenemos una amplia variedad de servicios que estamos seguros, encontrarás eficientes, de precio justo y de la más alta calidad. Nuestras líneas de trabajo comprenden el área industrial, comercial y residencial. Recuerda que tenemos soluciones integrales para tus necesidades más complejas o bien las más generales.

Si, por otra parte, buscas información interesante como este artículo, te invitamos a que te pases por nuestro blog y aprendas más cosas relacionadas al funcionamiento del hogar y de los negocios.

 

Etiquetas: , , , ,

Compartir Artículo

Artículos Relacionados

Menú