8K Vistas
Energías AlternativasInformación

¿Calentador de agua eléctrico de gas o solar?

El final del verano está cada vez más cerca, lo que ya empieza a ser notorio, pues algunos días y en alguna áreas del país la temperatura ha estado disminuyendo de manera considerable. Esta variación natural y esperada de temperatura implica algunos cambios en la vida cotidiana de las personas como preparar algunos equipos para su uso durante otoño e invierno, tener ropa que ofrezca abrigo y, desde luego, contar con suministro de agua caliente para el baño y otras actividades.

Ante esta necesidad imperiosa de tener agua caliente en el hogar, surge de manera inmediata la necesidad de contar con un calentador de agua efectivo, funcional, económico y conveniente para las necesidades y posibilidades de la casa o edificio, lo cual puede generar varias dudas, sobre todo referentes al tipo de equipo que se debe adquirir e instalar.

En la actualidad, existen tres alternativas que se pueden elegir para satisfacer esta necesidad. Se trata de los calentadores eléctricos, de gas o solares, cada uno con diferentes características, capacidades e incluso con diferentes funciones, por lo que es necesario conocer cada uno para poder tomar la mejor decisión.

En realidad, ninguna de las tres opciones es significativamente mejor que las otras dos, pues la mejor opción depende por completo de las necesidades de los usuarios, la capacidad de adaptación del equipo al entorno, sus características particulares, las características del edificio o casa y las ventajas y beneficios que la combinación de todo esto puede ofrecer. Por lo tanto, a continuación H2O TEK ofrece una descripción general de cada uno de estos equipos para tener el suficiente conocimiento de cada uno de ellos y así poder tomar la mejor decisión con base en dicha información y las necesidades que se tengan.

Calentador eléctrico

El funcionamiento de este tipo de equipo es bastante sencillo de entender: se trata de un tanque con capacidad de hasta 100 litros, con tubería y resistencias eléctricas que generan calor al ser encendido el equipo. Cuando está en funcionamiento, el agua pasa por la tubería y llega al tanque, proceso durante el cual las resistencias calientan el agua y una vez en el tanque se mantiene caliente gracias a la capacidad térmica de este.

El equipo funciona de manera automática, por lo que al alcanzar la temperatura requerida en el líquido, la resistencia se apaga y el aislamiento térmico del depósito o tanque se encarga de mantener la temperatura estable por un tiempo determinado. De igual forma, si la temperatura del agua disminuye notablemente ya sea por la temperatura ambiente, el paso del tiempo o el uso del agua caliente, las resistencias vuelven a encenderse y realizar de nuevo el proceso.

Entre las ventajas que este tipo de calentador de agua ofrece destacan el hecho que el agua caliente sale inmediatamente al abrir una llave, grifo o regadera, no se requiere combustible (gas), el consumo eléctrico es controlado, la temperatura es constante y funciona para caudales de agua pequeños o grandes.

Su mayor carencia, en contraparte, es el tiempo prolongado que puede requerir para calentar el líquido, sobre todo cuando la temperatura ambiente es baja, lo que puede ser un inconveniente si se requiere agua caliente constantemente en el lugar. También es un equipo grande que ocupa mucho espacio y la reparación de averías puede ser costosa.

Calentador de gas

Este equipo también es llamado calentador instantáneo debido a que calienta el agua con gran rapidez, justo al momento que esta pasa por la estructura del equipo, cuando se abre una llave, grifo o regadera.

El funcionamiento de este dispositivo también es sencillo: se tiene un serpentín o tubería por la que pasa el agua y al suceder esto una línea de fogones, justo debajo del serpentín, se encargan de calentar el agua a su paso. Estos equipos también son automáticos, pues el fuego solo se enciende cuando se abre una llave y el agua circula por el serpentín, aunque es necesario mantener encendido un pequeño piloto. Este tipo de equipo no cuenta con tanque o depósito.

Las ventajas que se obtienen al hacer uso de un calentador de este tipo son principalmente que se puede contar con una cantidad ilimitada de agua caliente, el líquido se calienta de manera inmediata conforme se necesita y no se consume energía eléctrica.

Por otra parte, también es necesario considerar que la temperatura del agua puede variar de manera inesperada y extrema, se requiere un caudal de agua mínimo para funcionar, la instalación es más compleja, al igual que el mantenimiento y sus reparaciones.

Calentador solar

Este tipo de calentador de agua ha crecido en popularidad y uso entre la población, aunque sigue siendo el menos utilizado.

Su funcionamiento consiste en la captación de radiación solar por medio de un sistema de placas colectoras que transforman la radiación en energía térmica, la cual se utiliza para el calentamiento del agua al pasar por los tubos colectores y posteriormente el agua llega al tanque térmico del equipo donde se mantiene caliente hasta que se requiere su uso.

Las ventajas que este sistema ofrece son tener agua caliente prácticamente todo el tiempo, no utilizar combustibles ni energía eléctrica (excepto una cantidad mínima en algunos casos), gran durabilidad, funcionalidad constante, además de los obvios beneficios ecológicos que implica el uso de una forma de energía alternativa.

Este tipo de equipo no parece tener desventajas, excepto el hecho que la lluvia intensa puede disminuir su funcionamiento y la gran inversión inicial que se requiere, pero que es realmente rentable en el mediano y largo plazo.

En conclusión, se debe reiterar que ninguno de estos equipos es mejor que los otros, simplemente cada uno tiene sus propias características, las cuales son muy efectivas y prácticas para algunos casos, pero deficientes para otros. Por lo tanto, la decisión al momento de elegir el equipo adecuado depende por completo de un buen análisis de las características del lugar, las necesidades del usuario y la compatibilidad del equipo.

Esto implica que se requiere, además de información general sobre estos sistemas, una buena asesoría por parte del especialista, colocador e incluso del mismo vendedor, de manera que la decisión se realice con base en fundamentos sólidos y el resultado final sea el esperado.

Por esta razón, H2O TEK invita a todos los interesados en adquirir un calentador de agua a conocer su catálogo y ponerse en contacto para conocer más a fondo los diferentes equipos, sus diferentes características y obtener la mejor asesoría, de manera que se pueda tomar la mejor decisión y se obtenga el mejor resultado posible, que es tener agua caliente disponible en los días de frío venideros.

Etiquetas: , , , , , ,

Compartir Artículo

Artículos Relacionados

Menú